Menu

Indulgencias y Privilegios Papales

Qué es una Indulgencia: "La indulgencia es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados, en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones consigue por mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los santos". ("Código de derecho canónico" (c. 992) y el "Catecismo de la Iglesia católica" (n. 1471), Requisitos para obtener las INDULGENCIAS:
  • Confesión Sacramental
  • Sagrada Comunión
  • Oración por las Intenciones del Papa
Decreto sobre las Indulgencias actuales en la Basílica de Esquipulas:

Penitenciaría Apostólica

Prot. N. 895/08/I BEATÍSIMO PADRE,

Rodrigo Humberto Gaza Vela, Administrador Apostólico de la Diócesis de Zacapa y de la Prelatura de Nuestro Santísimo Señor Jesucristo de Esquipulas, con el generosísimo aval del Emmo. Cardenal Arcipreste de la Basílica Papal Vaticana, suplica humildemente a Vuestra Santidad se digne conceder la gracia de Indulgencia Plenaria a favor de los fieles que visiten piadosamente la Basílica Prelaticia del Santo Cristo de Esquipulas.

En efecto, los fieles cristianos que suelen acudir a este Templo, profesan especial devoción al Príncipe de los Apóstoles y saben bien que esta sincera devoción, por la misma naturaleza de las cosas, les conduce a la conversión de vida y a un generoso esfuerzo por avanzar en las virtudes, particularmente de la Fe, Esperanza y Caridad, para con Dios y para con los hermanos. De ahí que el don de la Indulgencia, en cuanto que ésta exige la exclusión de todo afecto hacia cualquier género de pecado, lleva consigo el florecimiento de una piedad más viva en el alma. Y a fin de que los fieles puedan conseguir realmente todos estos bienes tan deseables, de entre el clero dedicado al ministerio en la Basílica del Santo Cristo de Esquipulas hay abundancia de confesores.

Ese Templo guarda las reliquias de aquel Simón hijo de Juan, a quien Nuestro Señor Jesucristo confió la Iglesia entera para que la gobernase y apacentase y le entregó también las llaves del Reino de los cielos. De esta manera, los días enriquecidos por la Indulgencia conducen ciertamente al tesoro espiritual de ese Templo, fortalecen la comunión filial jerárquica con Vuestra Santidad y al mismo tiempo el sentido de unidad católica y de unión entre todos los fieles esparcidos a lo ancho de toda la Iglesia.

El día 25 de Octubre de 2008

LA PENITENCIARÍA APOSTÓLICA, en virtud de las facultades concedidas de manera especial por el Sumo Pontífice, con sumo gusto acepta dicha súplica y concede.

INDULGENCIA PLENARIA

Cumplidas las condiciones acostumbradas de acercarse a los sacramentos de la Confesión y Comunión Eucarística, como así mismo, de rezar por las intenciones del Sumo Pontífice- a los fieles cristianos que, verdaderamente arrepentidos, quieran beneficiarse de ella, en la Basílica del Santo Cristo de Esquipulas. Para lo cual, han de asistir devotamente a alguna de las funciones sagradas en dicho lugar o rezar, al menos, el Padre Nuestro y el Credo, en los días siguientes:

  • En las Solemnidades de los Titulares de la Basílica Vaticana (Santos Apóstoles Pedro y Pablo) y de la propia Basílica Prelaticia;
  • En la Fiesta de la Cátedra de San Pedro 22 de febrero
  • En el Aniversario de la Dedicación de la Basílica Vaticana 18 de noviembre
  • En el Aniversario de la Elección del Sumo Pontífice 19 de abril
  • Una vez al año en el día que cada fiel cristiano desee elegir
  • Cuantas veces peregrinen en grupo a la Basílica.

Todo lo dicho vale para siempre. Sin que obste nada en contrario.

Cardenal Jaime Francisco STAFFORD
Penitenciario Mayor

+Juan Francisco Girotti, O.F.M.Conv.
Obispo Titular Metense, Regente

Privilegios Papales

Vínculo Espiritual de Afinidad en Unión de Devoción con la Basílica de San Pedro en Roma

Como una particular distinción a la Basílica del Santo Cristo de Esquipulas se ha declarado el Vínculo Espiritual de Afinidad en Unión de Devoción con la Basílica Papal de San Pedro, esto con el fin de crear lazos espirituales e incrementar la fe y la devoción en unidad a la Sede de Pedro. Este privilegio se establece dado que "los fieles cristianos que suelen acudir a este Templo, profesan especial devoción al Príncipe de los Apóstoles y saben bien que esta sincera devoción, por la misma naturaleza de las cosas, les conduce a la conversión de vida y a un generoso esfuerzo por avanzar en las virtudes, particularmente de la Fe, Esperanza y Caridad, para con Dios y para con los hermanos".

El día 25 de Octubre de 2008 la PENITENCIARÍA APOSTÓLICA, en virtud de las facultades concedidas de manera especial por el Santo Padre Benedicto XVI, con sumo gusto concede INDULGENCIA PLENARIA -cumplidas las condiciones acostumbradas de acercarse a los sacramentos de la Confesión y Comunión Eucarística, como así mismo, de rezar por las intenciones del Sumo Pontífice- a los fieles cristianos que, verdaderamente arrepentidos, quieran beneficiarse de ella, en la Basílica del Santo Cristo de Esquipulas. Para lo cual, han de asistir devotamente a alguna de las funciones sagradas en dicho lugar o rezar, al menos, el Padre Nuestro y el Credo, en los días siguientes:

  • En las Solemnidades de los Titulares de la Basílica Vaticana (Santos Apóstoles Pedro y Pablo) y de la propia Basílica Prelaticia;
  • En la Fiesta de la Cátedra de San Pedro 22 de febrero
  • En el Aniversario de la Dedicación de la Basílica Vaticana 18 de noviembre
  • En el Aniversario de la Elección del Sumo Pontífice 19 de abril
  • Una vez al año en el día que cada fiel cristiano desee elegir
  • Cuantas veces peregrinen en grupo a la Basílica.

Este decreto tiene validez perpetua.